Cuatro floristerías que no te puedes perder

Si eres de las que frecuenta Instagram sabrás que la decoración floral lleva años entre nosotros. Aunque también habrás observado, que a estas alturas de 2019, cuanto más mejor.

La naturaleza es el elemento central de las nuevas celebraciones. Cada boda es una experiencia para los invitados y las parejas se esfuerzan al máximo para sumergirles en un mundo de fantasía.  A día de hoy es habitual dar el “sí quiero” en un invernadero o en medio del bosque. Pero también hemos visto entornos típicos del trópico, llenos de flores exuberantes y palmeras. Incluso aquellos que todavía se resisten a esta tendencia prestan mucha atención a los detalles florales que decorarán su boda: centros de mesa, flores para la iglesia y, por supuesto, el ramo de la novia.

Hoy hemos traído una selección realizada por diferentes profesionales que encarnan distintos estilos acordes a las novias. ¿Necesitas inspiración? ¡Sigue leyendo!

En redes sociales ya adelantamos el primer proveedor elegido por Covadonga. Ella necesitaba que Asturias estuviera presente en su gran día por la cantidad de recuerdos que le traen sus paisajes y playas. Allí disfrutó junto a familiares, amigos y con el que hoy es su marido, Miguel. Y, ¿quién no querría tener un pedacito de esta maravilla en su boda? La Floristería Bambú de Burgos supo captar la esencia del norte y preparó un ramo sencillo pero perfecto para la ocasión hecho a base de hortensias y eucalipto.

El equipo de Elena Suárez & Co se ha consagrado como uno de los mejores del sector. Andrea apostó por esta empresa para su ramo y, aunque celebró su boda con Jesús en octubre, eligió unos tonos muy primaverales. Rosas blancas y color melocotón en contraste con eucalipto y siemprevivas. Una decisión totalmente acertada que recomendamos a aquellas novias que les gusten los ramos con cuerpo, vistosos y elegantes.

 

Sandra en cambio eligió a Flores en el Columpio para crear una composición silvestre en tonos rosados y granates.  El resultado es espectacular, sin duda, uno de nuestros favoritos. María, su creadora, es una artista innata y trabaja constantemente en nuevos diseños que sorprendan al mercado. Ella es la solución si quieres que tu ramo sea un complemento diferente a tu look de novia. Además, damos fe de que su trabajo en decoración de bodas es exquisito, así como sus centros de mesa en forma de columpio, cajita vintage o tradicional.

Por último pero no menos importante, queremos hablar de la Floristería Yerbabuena en Aranda del Duero. Ángela, una de nuestras novias más dulces, confió en sus más de 20 años de experiencia. Ella quería un ramo sencillo, no muy llamativo, puesto que quería que el vestido fuese el verdadero protagonista. (Podríamos dedicar un post entero a esa maravilla de vestido hecho a mano por su madre y con un cuerpo a base de perlas, pero hoy nos centramos en las flores) Eligió un tono rosado, a juego con el lazo de su recogido y sus zapatos. El look final no nos pudo gustar más.

Esperamos que este post os haya servido de inspiración y ¡hasta la semana que viene!

 

Cuatro floristerías que no te puedes perder
5 (100%) 1 voto[s]